A veces he pensado con bastante mala leche que el verdadero origen del 15 M es que el libro de Hessel tiene poco más de 30 páginas. Muestro aquí los tres libros que conozco del tema, el segundo quizás el menos conocido, aunque supongo que las dos editoriales se están haciendo de oro, especialmente Destino.

Reconozco cierta frescura en el panfleto de Stéphane Hessel, y viniendo de quien viene me inspira bastante respeto, a pesar de que sólo es eso, un panfleto, y lleno de lugares comunes. El siguiente libro que ha sacado Destino, Nosotros, los indignados, es basura. El libro de Aguilar es el único al que se puede sacar cierto jugo.

En cuanto al segundo libro de Destino, se nota que está escrito por gente que ha salido intelectualmente del huevo hace dos telediarios y creen haber descubierto cosas que han estado veladas para el resto de los mortales, a los que sin duda piensan calificar de borregos, ¿quiénes son los borregos?. Me sigue pareciendo muy difícil la coherencia en el discurso cuando uno va contra todo y no es antisistema y cuando uno va en contra de los sindicatos y de los políticos y no es antipolítico. Estos redescubrimientos de la rueda me siguen poniendo muy nervioso, a pesar de que, lógicamente, estoy a favor de casi todas sus conclusiones y reivindicaciones (la mayoría son de cajón y, sus pensamientos, bastante obvios). No obstante creo que esto sólo hace más fuerte al Capital, porque básicamente divide el pensamiento progresista, y este es para mí un movimiento político claramente progresista.

Un ejemplo, el desprestigio total del sindicalismo es el viejo sueño del Capital, y que esa idea se haya infiltrado también en la progresía no sólo me parece maquiavélico, sino francamente brillante. No puedo más que felicitar a mis rivales y aceptar el marcador.

El libro Reacciona tiene artículos bastante interesantes, aunque no se libra de la demagogia. Los escritos de Garzón me siguen pareciendo bastante abstrusos, pero, por ejemplo, el de Juan Torres López, Una crisis de verdad y muchas mentiras de respuesta, es brillante.


¡Indignaos!. Stéphane Hessel. Ed. Destino. Barcelona. 2011.
Reacciona. Varios. Ed. Aguilar. Madrid. 2011.
Nosotros, los indignados. Varios. Ed. Destino. Barcelona. 2011.


Más adelante tuve conocimiento de otros libros que salieron rápidamente aprovechando la efervescencia del tema. No los conozco aunque tampoco intuyo demasiada calidad en esta clase de textos escritos con tanta premura, pero espero que sean provechosos para quien tenga a bien leerlos.


¡Comprometeos!. Stéphane Hessel. Ed. Destino. Barcelona. 2011.
La rebelión de los indignados. Varios. Ed. Popular. Madrid. 2011.
Hablan los indignados. Varios. Ed. Popular. Madrid. 2011.